PANADERÍA Y DULCES

Que ya sabemos que no hay que abusar...
pero está comprobado que un poquito de pan o un dulce reconforta y alivia las penas.
Como ese abrazo que te dan cuando más lo necesitas.